Palabra del Hombre

           

victoriano-izquierdo-alhambra-gibran-khalil-profeta
“No se puede llegar al alba sino por el sendero de la noche” G.KH. Foto de Victoriano Izquierdo

Precisamente hoy, en un día en el que la resaca de conmoción hace que levites por las horas, inmerso en imágenes y noticias que te llevan a intentar dotar de sentido al presente. Hoy que la realidad sobrecogedora cae como un puntal sobre nuestras vidas; intentando comprender para encontrar una solución a todos esos nudos que estrangulan la humanidad, lo he descubierto.

Este hombre se acaba de convertir en uno de mis inspiradores de cabecera.

Ha sido por casualidad, como todo lo bueno, compartiendo con una gran amiga un ratito improvisado de este verano sofocante, que hoy bien podría compararse con la preparación para la llegada del infierno, pero no. No, porque ahí estaban sus palabras como soplos de aire fresco, sentencias que afloraban desde lo más profundo del ser humano, donde habita el don del genio, la sabiduría y el buen juicio.Cita-de-Gibran-Khalil

Después ha actuado la curiosidad, he sabido que nació en el seno de una familia humilde y que murió con 48 años en Nueva York debido a la cirrosis, entre otras causas; que fue poeta, pintor, novelista y ensayista. Vivió a caballo entre dos siglos el XIX y el XX, y su vida transcurrió entre tres continentes, África, América y Europa. Su obra pictórica fue comparada con la de Willian Blake y Rodin y seguía con gran interés la fe bahaísta cuya filosofía fundamental se basa en ideas como la unidad de la humanidad y de las religiones, la igualdad entre hombres y mujeres, la armonía entre la religión y la ciencia y la búsqueda individual de la verdad.

Desde pequeño destacó por sus dotes tanto artísticas como literarias, cultivadas desde su infancia gracias, entre otras razones, a los conocimientos sobre arte y saber universal que le inculcó su abuelo materno. Su obra literaria es prolija, incluso llegó a fundar una revista.
Buda, Nietzsche, Josephine Preston Peabody o Mary Haskell fueron grandes inspiraciones para él. Con un estilo místico, existencial y de gran carga de espiritualidad oriental él mismo inspiró a la generación de la contracultura americana. Se dice que el mismo Elvis Presley quedo inmensamente impresionado por una de sus obras cumbres, “El profeta”, y que incluso John Lennon tomó una de sus frases y la modificó ligeramente para introducirla en la letra de “Hey Jude”. David Bowie también mencionaría a este artista en la canción The Width Of a Circle, de su álbum The Man Who Sold the World (1970).

Gran estudioso y defensor de la lengua árabe, eruditos orientalistas dicen que su nacionalismo convivió en su mente mano a mano con el internacionalismo. Aunque su vida esta impregnada de una constante esencia religiosa, su estilo se puede considerar más místico y espiritual, derivado de las influencias recibidas por el cristianismo, el islam, el judaísmo y la teosofía. Él mismo llegó a declarar “Ustedes son mis hermanos y los amo. Los amo cuando se postran en sus mezquitas, se arrodillan en sus iglesias y oran en sus sinagogas. Ustedes y yo somos hijos de una sola fe: el Espíritu”.

“El Profeta”, su obra cumbre

techo-madera-arabe-naturaleza-iluminado
“Los dones que provienen de la justicia son superiores a los que se originan en la caridad” G.KH. Foto de Nibras al Riyami

A través de las enseñanzas de la figura de un profeta, el libro trata de diversos temas fundamentales en la vida de todo hombre y de toda mujer. Temas como el amor, el matrimonio, los hijos, el dar, el comer y el beber, el trabajo, la alegría y el dolor, las casas, el vestir, el comprar y el vender, el crimen y el castigo, las leyes, la libertad, la razón y la pasión, el dolor, el conocimiento, el enseñar, la amistad, el hablar, el tiempo, lo bueno y lo malo, la oración, el placer, la belleza, la religión, y la muerte. 

Lecciones simples, sabias, reveladoras de esa luz, de esa verdad, que todos llevamos dentro y que late dentro de nosotros recordándonos quiénes somos y contrastándolo con en quiénes nos estamos convirtiendo.

Él es جبران خليل جبران بن ميخائل بن سعد, árabe libanés, o Gibran Khlalil Gibran, como muchos de vosotros, afortunadamente, ya lo conoceréis.

Aquí os dejo la traducción al español de lo que Gibran Khalil nos transmite, a través de El Profeta, sobre los hijos.

Y una mujer que llevaba un niño en brazos dijo, Háblanos de los Hijos.
Y dijo él:
Vuestros hijos no son vuestros hijos.
Son los hijos y las hijas de la llamada de la Vida a sí misma.
Vienen a través vuestro, pero no de vosotros,
y aunque estén con vosotros, no os pertenecen.

Podéis darles vuestro amor, pero no vuestros pensamientos,
porque ellos tienen sus propios pensamientos.
Podéis abrigar sus cuerpos, pero no sus almas, 
pues sus almas habitan en la mansión del mañana,
que vosotros no podéis visitar, ni siquiera en sueños.
Podéis esforzaros en ser como ellos,
pero no intentéis hacerlos a ellos como a vosotros,
ya que la vida no retrocede, ni se detiene en el ayer.

Sois los arcos por los que vuestros hijos,
cual flechas vivas, son lanzados.
El arquero ve el blanco en el camino del infinito,
y Él, con Su poder, os tenderá, 
para que Sus flechas puedan volar rápidas y lejos.

Que la tensión que os causa la mano del Arquero sea vuestro gozo,
ya que así como Él ama la flecha que vuela,
ama también el arco que permanece inmóvil.

(Hijos, El Profeta, Khalil Gibran, ed. Obelisco,2017)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *